Europa pone presión y España asume el reto en el desarrollo de las energías renovables en las empresas. En este sentido, hay que decir que la transición energética es un hecho en el futuro y desde hoy se empiezan a sentar las bases para su consolidación.

Es por eso que en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCTE) se pone especial atención al desarrollo de las energías renovables en las empresas.

Hay que tener en consideración que el sector privado en España resulta un sector muy dinámico, con amplias posibilidades de seguir en crecimiento y aportando importantes cifras al PIB. No obstante, la intención con esta nueva serie de normativas y medidas es que el crecimiento del país, se logre de manera sustentable y contribuyendo en la reducción del uso de energías contaminantes.

En paralelo a este tema, puede interesarte leer sobre el comportamiento medioambiental, la renovación térmica, la financiación de proyectos energéticos o los asesores de energía en empresas.

Desarrollo de las energías renovables en las empresas, desarrollo de las energías reno

Las ventajas del desarrollo de las energías renovables en las empresas

El desarrollo de las energías renovables en las empresas, contrario al pensamiento común que aduce que se reduce la productividad, en realidad la aumenta. Dado que al ser la empresa privada más eficiente energéticamente puede reducir costos de producción, lo que se traduce en un mayor plusvalor del producto y por tanto, una mayor ganancia al finalizar la cadena productiva.

Asimismo, España ha fijado que para el año 2030 al menos la tercera parte de la energía producida en el país tendrá que ser generada de manera obligatoria a través de las energías renovables. Esta cifra aumenta considerablemente para el rubro de la electricidad como veremos más adelante.

Dinamización del mercado laboral y de la inversión

Las metas pautadas por España para la transición energética de aquí al año 2030 son ambiciosas y se ubican al menos 10% por encima de la media del continente europeo. No obstante, tanto el gobierno español como el sector privado entienden que se trata de una oportunidad no solo para dar el salto energético que el planeta exige, sino una forma de dinamizar la economía a través de la inversión y la reducción del paro.

En este sentido, las comisiones del Gobierno encargadas de realizar las investigaciones del sector consideran que para lograr este objetivo se tendrán que invertir al menos 100.000 millones de euros, con el correlato que se generarán más de 100.000 nuevos empleos de usuarios especializados en el sector de las energías renovables.

Una apuesta ambiciosa que se espera sirva de incentivo para todos los sectores involucrados.

Desarrollo de las energías renovables en las empresas, desarrollo de las energías reno

Seguridad jurídica en el desarrollo de las energías renovables de las empresas

Para nadie es un secreto que el sector privado se encuentra renuente a arriesgarse en una operación de transición energética si no cuentan con una sólida seguridad jurídica que proteja sus intereses comerciales.

En este sentido, tanto el Gobierno español como el Parlamento europeo avanzan en la consolidación de un derecho internacional progresista y biosustentable que garantice no solo la salvaguarda del planeta sino la sustentabilidad económica de los agentes involucrados, independientemente su figura sea pública o privada.

La pretendencia de un derecho no retroactivo

Dentro del derecho nacional e internacional, se asume que los derechos siempre tenderán a ser progresivos y no retroactivos. Esto significa que no se debería poder perder los derechos adquiridos, sino que al contrario, se esperan cambios que faciliten su procesamiento.

Es por eso que cuando hablamos de la jurisprudencia que determina el desarrollo de las energías renovables de las empresas esto resulta fundamental, puesto que tiene que existir un amplio acuerdo nacional entre agentes del estado y personajes del sector privado para consolidar una transición energética efectiva en el mediano plazo dentro del territorio nacional.

El desarrollo energético sustentable de la electricidad en el sector privado

La electricidad es un recurso energético vital en todas nuestras actividades cotidianas, tanto domesticas como corporativas. Por eso, la manera en que se genera este recurso es uno de los principales puntos a abordar en la transición energética española.

En esta materia, se estima que para el año 2030 al menos el 70% de la energía eléctrica utilizada dentro del territorio nacional sea generada a través de fuentes limpias de energías.

Para alcanzar esta ambiciosa meta que contribuye al desarrollo de las energías renovables en las empresas, principalmente en el sector eléctrico, hará falta un compromiso genuino del sector privado en la adopción de estas nuevas fuentes de energías.

Compromiso a largo plazo dentro del sector privado

Si te parece ambicioso que el 70% de la electricidad producida dentro del territorio tenga que ser generada a través de fuentes biodegradables en tan solo 10 años. Tienes que saber que la meta final es que en los próximos 30 años el 100% de la energía eléctrica producida dentro del territorio español sea generada a través de fuentes limpias.

Esto significa, entre otras cosas, que el compromiso del estado español con la transición energética es total. Y dado que el sector privado es la principal fuerza de tracción de las fuerzas vivas del país, se espera un gran aporte en inversión y desarrollo de este sector en los próximos años.

En este sitio podrás encontrar toda la información referente a la transición energética en España.