El 51,3% de los contratos los hacen compañías con 25 empleados o menos

consejo para la competitividad

España, año 2014.

El Gobierno dice que se crea empleo entre enero y julio, sacando pecho con los supuestos efectos de su reforma laboral, que alentó la gran empresa en sus paseos por Moncloa. “Que no te tiemble la mano”, ¿recuerdan?

¿Qué tipo de empresa firmó un mayor número de contratos?

Agregando los datos mensuales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) hasta julio (último informe disponible), se observa:

tamano

De un total de 9.485.971 contratos firmados, las empresas con menos de 100 trabajadores firmaron 6.779.812 contratos entre enero y julio. De esa cantidad, 4.864.302 contratos correspondieron a empresas con 25 empleados o menos.

La empresa de mayor tamaño según la clasificación del SEPE, la que cuenta con más de 10.000 empleados, ni está ni se la espera. Evidentemente son muchas menos pero además, la banca está en plena catarsis de la tijera después del empacho y otras de las pocas que entran en ese grupo fuera de los grandes del sector financiero empezaron la crisis con sonados ajustes plurianuales de plantilla, como el ERE de Telefónica anunciado en 2011, tras un año récord de beneficios. Entre enero y julio, ambos incluidos:

Las empresas con más de 10.000 empleados firmaron 3.378 contratos, el 0,04% del total. Incluso si se incluyen todas las de más de 500 empleados el porcentaje sobre el total de contratos fue del 8,24%.

¿Qué calidad tiene el empleo tras los nuevos contratos?

Poca. En este país ya ni los contratos indefinidos merecen ese nombre. No solo por la reforma laboral “extremadamente agresiva” que prometió el Gobierno a Europa y que dejó desnudos a los trabajadores de buena parte de sus derechos y facilitó la destrucción de lo que conocíamos hasta ahora como contrato indefinido. Además se han engendrado inventos como el contrato indefinido de fomento del empleo dirigido a empresas con menos de 50 trabajadores y que permite el despido gratis durante todo el primer año de contratación.

Los datos del SEPE dicen que, entre enero y julio:

duracion

y el

duracion2

Esto significa que en los datos del SEPE es más que probable que figure un importante número de contratos que corresponden a las mismas personas así como que buena parte de los firmados ya se hayan extinguido. También hay que tener en cuenta que el dato de contratos de duración indeterminada, como el contrato por obra y servicio, es el que se sigue usando con mayor asiduidad y no es sino otro tipo de contrato precario que puede durar días, horas o meses, dependiendo de las necesidades de la empresa. En cualquier caso, todo el mundo intuía y los datos avalan que el trabajo que se está creando es precario. Muy precario.

¿Es la pequeña empresa la que más precariedad genera?

En términos absolutos, dado el peso que tienen sus contratos sobre el total, las empresas con menos trabajadores son las que más contratos hacen en todas las categorías. Dejando al margen a las empresas de más de 10.000 empleados (que recurren a los contratos inferiores a la semana en un 18% de los casos pero que además pesan muy poco sobre el total), en las compañías entre cero y 10.000 empleados, cuanto más grande es la empresa, más pesan sobre el total los contratos inferiores a una semana y a un mes en su contratación.

La causa del mayor número de contratos indefinidos en las empresas con menos de 50 trabajadores está en el BOE. En primer lugar por el citado contrato con despido libre durante un año. Además, este mismo año se aprobaba una tarifa plana de cotización a la Seguridad Social de 100 euros por trabajador para empresas de menos de 50 empleados si hacían contratos indefinidos, aunque no creasen empleo. Es decir, pueden estar destruyendo empleo de mejor calidad y sustituirlo por nuevos contratos y se les permite acogerse a la tarifa plana durante dos años siempre que el contrato se firme antes de que acabe 2014.

Quien sufre de nuevo son las mermadas arcas de la Seguridad Social, que pagan por una política del Ministerio de Empleo en la que no está claro ni que se vayan a crear nuevos puestos ni que vaya a permanecer la persona contratada en la plantilla una vez pase el periodo de bonificación.