El gasto en prestaciones se desploma a costa de los parados que se quedan sin ingresos: €3.140mill menos

Prestaciones-enerojulioEl porcentaje de desempleados cubiertos por una prestación nunca había sido tan bajo: 60,59% en julio de 2014 frente al 64,54% del mismo mes de 2013, el 67,30% en julio de 2012 y el 71,40% en julio de 2011. España sigue ahorrando cada mes un poco más a base de desprotección y pobreza. Entre enero y julio de 2014, el gasto en prestaciones por desempleo fue de 14.875 millones de euros, un 17,44% menos que en el mismo periodo de 2013. En cifras absolutas, el ahorro para las arcas públicas es ya de 3.143 millones de euros.

La cifra está muy lejos del pico marcado en 2010, cuando entre enero y julio el gasto en prestaciones por desempleo fue de 19.247 millones de euros. Sin embargo, en aquel año el número de parados registrados era de 3.908.578, es decir, 511.282 desempleados menos que en julio de este año, cuando la cifra se elevaba aún a 4.419.860. Todo indica que la diferencia es aún mucho mayor debido a los parados que, aún buscando trabajo, han dejado de renovar la demanda de desempleo dada la eficacia nula que esto tiene para encontrarlo. De hecho, el número de desempleados en el segundo trimestre según la Encuesta de Población Activa (EPA) que ofrece el INE era de 5.622.900.

Seguir leyendo

Parados que se quedan sin prestación: un ahorro silencioso de 2.700 millones en seis meses

 

Gasto-en-prestaciones

Hay muchas formas de ahorrar en gasto público. Para cumplir con la doctrina de la austeridad, la más rápida es la tijera, esa que metieron hasta tocar el hueso en los gastos sociales. Hay otras más lentas pero no por ello menos efectivas. El tiempo se puede convertir en el aliado perfecto de la disminución del gasto. El desempleo de larga duración y el recorte por ley de las prestaciones a partir del séptimo mes han ido tejiendo la ecuación perfecta para echar un cable al Gobierno con las cifras de déficit. España ahorra con la pobreza, enhorabuena. En la primera mitad de 2014, el gasto en prestaciones por desempleo fue de 12.886 millones de euros, lo que supone un ahorro de 2.693 millones si se compara con el gasto en el mismo periodo de 2013. Es un 17,3% menos entre un año y otro. Un 18,8% menos si se compara con la primera mitad de 2012.

Las cifras están ya muy por debajo de las de 2009, cuando reventó definitivamente la burbuja inmobiliaria en la que España había basado su crecimiento económico. El gasto en prestaciones en la primera mitad de aquel año fue de 15.489 millones. Los parados registrados eran entonces 3.564.889 (dato de junio de 2009). ¿Cómo es posible que se gasten ahora casi 3.000 millones de euros menos, cuando el número de parados registrados en junio de este año fue de 4.449.701 personas?

Seguir leyendo