impuestos empresariales

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lleva tiempo empeñado en convencernos de que es un mito eso de que las grandes empresas eluden buena parte del pago de los impuestos que les corresponderían en función del beneficio que obtienen en este país. Lo mismo le da salir en el Senado diciendo que en 2013 han aumentado los impuestos pagados por las grandes empresas (claro, les aumentó el beneficio respecto a 2012); que presentar una reforma fiscal que les baja el tipo nominal del Impuesto de Sociedades junto a un cuadro en el que se dan los pagos a cuenta de las empresas en los últimos años, es decir, los anticipos, no la aportación final al Fisco tras las devoluciones. ¿Cómo podemos saber si Montoro dice la verdad cuando asegura que las grandes empresas han arrimado el hombro como nadie durante la crisis? 

En la Agencia Tributaria aseguran que lo mejor es examinar las memorias anuales que elabora este organismo. La última presentada es la de 2012, que se refiere a los datos fiscales de 2011 y ejercicios anteriores. También nos explican que en la memoria se distingue entre las cuentas e impuestos de los grupos consolidados, que aunque hay excepciones son en su mayoría grandes empresas; y las empresas que no pertenecen a grupos que, aunque también hay excepciones, son en su inmensa mayoría pymes.  Lo primero que se observa es que, entre 2007 y 2011 se produjo un derrumbamiento de la base imponible de los grupos consolidados. La base imponible es la parte del beneficio a la que se le aplican los impuestos. Si en 2007 equivalía al 56% del resultado, en 2011 se había quedado en el 20%. El resto del beneficio no paga impuestos, al menos en España. 

Continue reading

Vamos a calentar motores de cara a la reforma fiscal de la que el Gobierno va a anunciarnos hoy una parte, ya se verá qué pasa después de las elecciones. A grandes rasgos, de momento se reduce el tramo del IRPF y se bajan tipos en los niveles medios y bajos de ingresos, y se baja el Impuesto de Sociedades de las grandes empresas con la intención de que, a base de quitar deducciones, en realidad la recaudación suba por la vía de que el tipo real sea más alto que actualmente. Para más detalles antes de la información oficial, este pormenorizado artículo en Cinco Días de Jaume Viñas.

¿Qué ha ocurrido hasta ahora? Sabemos que la crisis hundió la recaudación total de los grandes impuestos (IVA, IRPF, Sociedades e Impuestos Especiales). En total, según las estadísticas de la Agencia Tributaria, el fondo común anual de estos grandes tributos pasó de 200.676 millones de euros en el año 2007, cuando la crisis era una cosa que pasaba en la otra orilla del Atlántico, a 168.847 millones en 2013. El pasado ejercicio no es el suelo, ni mucho menos, de la recaudación, que se tocó en 2009, cuando ésta quedó en 144.023 millones.

Continue reading