deuda

Atado y bien atado. Cambiaron la Constitución para dar prioridad absoluta al pago de la deuda pública, por encima de sanidad, educación, prestaciones por desempleo o pensiones, que es para lo que aportamos al fondo común. Transformaron en deuda pública deuda que era privada, del sector financiero, porque estaba tan podrido que la pella corría el riesgo de no ser devuelta a quienes habían apostado durante años a cebar las economías del sur, es decir, los fondos y bancos del norte de Europa. Permitieron durante más de dos ejercicios que la banca y los fondos distorsionasen la rentabilidad exigida a la deuda pública de países de la periferia como España, con mecanismos tan burdos que podían contrarrestarse con simples palabras. Así lo demostró el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, a finales de julio de 2012.

¿Ahora que nuestro endeudamiento público se acerca al 100% de la riqueza que genera el país en un año (PIB) quieren que la cuota salga de subir otra vez el IVA (que aportó en 2013 el 31% de los grandes impuestos) y mientras bajar el Impuesto de Sociedades (que aportó el 12%)? Como comento en Crisis S.A.: El saqueo neoliberal, esto “es un juego de matones de puerta de bingo en el que o pagamos sus deudas o nos parten las piernas a todos”. Un chiste sin gracia. Continue reading