impuestos hacienda

Pongan la mente en blanco. No piensen en las dos subidas de IVA que han sufrido durante la crisis y la reclasificación de productos y servicios que ahora pagan el tipo general. No piensen en la subida del IRPF que se agarró a su nómina desde 2012 y que ahora les van a bajar por capítulos sin devolverles el susto, ni en las decenas de miles de millones de euros entregados a entidades financieras a fondo perdido por agujeros que alguien no controló (aunque cobraba por ello). No piensen en los recortes en Sanidad o Educación pero, sobre todo, no quieran entender el fraude que se esconde tras las SICAVs ni saber quién bloqueó su inspección; ni cómo la banca, al quedarse con miles de pisos de las inmobiliarias cuando estalló la burbuja, se restó cifras astronómicas de un IVA que nadie había pagado quitándolos del fondo común. No se pregunten en qué consisten los paraísos fiscales, qué había tras la amnistía fiscal ni por qué David Beckham fue el primer gran beneficiario de una norma tributaria que se dijo que se creaba para atraer a científicos y premios Nobel.

Vivan felices con los anuncios de devolución de los sacrificios que nos hacen desde el Gobierno y no lean, no se les ocurra leer el libro ¿Hacienda somos todos? de Francisco de la Torre (Debate, 2014), al que dedico hoy la sección El domingo libro. No vaya a ser que, avanzando por sus páginas, aten cabos entre lo que ocurría antes y durante la crisis, lo que ha pasado en su bolsillo y lo que ha entrado (o no ha salido) de otros. No vaya a ser que descubran que este fondo común, al que cada vez aportan más, está lleno de rotos desde hace mucho y que ahora, cada vez que se remienda uno, se dejan saltar las costuras por otro sitio sin que en la Agencia Tributaria tengan medios (ni se los den) para tanto hilván.

Continue reading

Vamos a calentar motores de cara a la reforma fiscal de la que el Gobierno va a anunciarnos hoy una parte, ya se verá qué pasa después de las elecciones. A grandes rasgos, de momento se reduce el tramo del IRPF y se bajan tipos en los niveles medios y bajos de ingresos, y se baja el Impuesto de Sociedades de las grandes empresas con la intención de que, a base de quitar deducciones, en realidad la recaudación suba por la vía de que el tipo real sea más alto que actualmente. Para más detalles antes de la información oficial, este pormenorizado artículo en Cinco Días de Jaume Viñas.

¿Qué ha ocurrido hasta ahora? Sabemos que la crisis hundió la recaudación total de los grandes impuestos (IVA, IRPF, Sociedades e Impuestos Especiales). En total, según las estadísticas de la Agencia Tributaria, el fondo común anual de estos grandes tributos pasó de 200.676 millones de euros en el año 2007, cuando la crisis era una cosa que pasaba en la otra orilla del Atlántico, a 168.847 millones en 2013. El pasado ejercicio no es el suelo, ni mucho menos, de la recaudación, que se tocó en 2009, cuando ésta quedó en 144.023 millones.

Continue reading

deuda

Atado y bien atado. Cambiaron la Constitución para dar prioridad absoluta al pago de la deuda pública, por encima de sanidad, educación, prestaciones por desempleo o pensiones, que es para lo que aportamos al fondo común. Transformaron en deuda pública deuda que era privada, del sector financiero, porque estaba tan podrido que la pella corría el riesgo de no ser devuelta a quienes habían apostado durante años a cebar las economías del sur, es decir, los fondos y bancos del norte de Europa. Permitieron durante más de dos ejercicios que la banca y los fondos distorsionasen la rentabilidad exigida a la deuda pública de países de la periferia como España, con mecanismos tan burdos que podían contrarrestarse con simples palabras. Así lo demostró el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, a finales de julio de 2012.

¿Ahora que nuestro endeudamiento público se acerca al 100% de la riqueza que genera el país en un año (PIB) quieren que la cuota salga de subir otra vez el IVA (que aportó en 2013 el 31% de los grandes impuestos) y mientras bajar el Impuesto de Sociedades (que aportó el 12%)? Como comento en Crisis S.A.: El saqueo neoliberal, esto “es un juego de matones de puerta de bingo en el que o pagamos sus deudas o nos parten las piernas a todos”. Un chiste sin gracia. Continue reading